por PTN-lado B16 agosto, 2019
El Procurador del Tesoro visitó a los servicios jurídicos del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda.

La reunión fue realizada en el salón presidente del Ministerio del Interior contando con la presencia de los Subprocuradores, los Directores Nacionales de la Procuración del Tesoro, del Dr. Alejandro Amaro, Director general de Asuntos Jurídicos del Ministerio, y María Inés Monzó, Asesora Legal del Ministro Rogelio Frigerio.

El Dr. Bernardo Saravia Frías inició la reunión reflexionando sobre el peso central en la estructura federal del Ministerio y recordó que “el Procurador es la cabeza de todos los abogados del Estado, y por lo tanto tiene que estar mucho más cerca. Por eso venimos para poder uniformizar criterios y en paralelo garantizar un acompañamiento y una protección a cada abogado del Estado.”

Por otra parte remarcó el significado de la palabra burocracia: “fue Felipe II quien la creo, pero no con la acepción que contiene ahora, si no con la del orgullo que confiere ser parte del Estado, el honor de servir a la sociedad abrazando la responsabilidad que eso conlleva. Por eso recorro cada servicio jurídico buscando ese acercamiento. A esta burocracia tenemos que apuntar: estar orgullosos de ser abogados del Estado ya que nos situamos en el medio entre las cabezas políticas y lo que funciona debajo. Somos los profesionales del Estado y por tanto tenemos que hacer que las cosas pasen.”

También expresó que “la Procuración del Tesoro tiene 155 años, tenemos que tomar esa tradición y lanzarla al futuro, abriendo las puertas, acercándose al cuerpo de abogados del Estado y así solucionar los problemas que hoy nos aquejan. Como abogados del Estado debemos dar respuestas originales con normas del Siglo XIX y XX para proporcionar soluciones a los nuevos problemas que surjan. La abogacía tiene una gran capacidad de creación y por tanto las decisiones que tomamos moldean la realidad e irradian al resto de la sociedad. Tenemos que ser conscientes de esa responsabilidad.”

Para concluir el Procurador pidió que se acerquen, tanto a la Procuración como a la Escuela del Cuerpo de Abogados del Estado, «porque son sus casas y así lograr un equipo de abogados conectado y al servicio de la sociedad.”

Sobre El Autor
PTN-lado B