por PTN-lado B14 agosto, 2017
Bancá

No hace mucho la Procuración se pronunció en un altercado entre padres e hijos de la familia bancaria: el Central y el Hipotecario se encuentran discutiendo si el Hipotecario SA, un hijo “especial” nacido de la privatización del Nacional, con Ley propia que le establece ciertas condiciones de funcionamiento residuales de su ADN original (ver art. 17 de la Ley Nº 24.855), tiene aún la posibilidad de un tratamiento diferencial en cuanto a las normas que regulan el porcentaje máximo de participación en compañías de seguros.

¿Se le aplican al BHSA las normas generales del Central que regulan un máximo del 12,5% en lo que a participación en sociedades de seguro se refiere, según lo dispuesto por el decreto reglamentario de la ley de privatización?

Conflicto normativo difícil y con complejidades que se desarrollan en extenso bajo el dictamen (ver acá) . La Procuración ha sostenido que el Poder Ejecutivo no se extralimitó al reglamentar el art. 17 de la ley con la cual se privatizó el BHSA, pero tampoco le otorga al BHSA la posibilidad de vaciar las facultades regulatorias del BCRA. El límite regulatorio tiene que ver con cuestiones claves como la solvencia y el patrimonio, y los riesgos de su accionar como entidad financiera regulada. Privilegiando la sustancia por sobre la forma, todo dependerá, por ende, de la evaluación y debida justificación que oportunamente realice el BCRA sobre el efectivo riesgo en el accionar de su regulada, el BHSA.

Photo credit: Father and Son by Polifemus
Sobre El Autor
PTN-lado B